Cambio de Destino

El Destino de una edificación o bien raíz corresponde a la actividad que se permite efectuar en su interior. Este destino se describe por la actividad principal que lo define. Por ejemplo, para destino habitacional o residencial, corresponden viviendas, departamentos, hospedaes, entre otros.

Un proyecto puede poseer más de un Destino, correspondiendo al predominante a aquel que posea más superficie. En ese sentido, una vivienda puede seguir con el mismo destino habitacional, y tener un local comercial con una superficie menor a la utilizada en vivienda-

Según la Ley General de Urbanismo y Construcción (art. 145):

“No se considerará alteración del destino de un inmueble la instalación en él de pequeños comercios o industrias artesanales, o el ejercicio de una actividad profesional, si su principal destinación subsiste como habitacional”

el Plan Regulador Metropolitano y los Planes Reguladores Comunales, son quienes determinan los posibles destinos que puede poseer una propiedad.